miércoles, 7 de marzo de 2012

Croquetas caseras de pollo

La receta que nos ocupa  tiene muchas versiones y en cada casa se hace de una manera distinta, y  como dice el refrán “Cada maestrillo tiene su librillo”. La que os dejo es como la hacía mi madre en casa.
A continuación os dejo un poco de la historia de la croqueta que aunque lo dudemos este pequeño bocadito de ángel tiene historia.

No es raro que existiese antes de principios del siglo XIX, aunque parece que pudo ser el cocinero francés Antonin Cáreme, inventor de tantos platos y modos de cocinar, quien la hizo entrar en las cocinas nobles. Conocemos que uno de los platos que sirvió en un banquete que preparó para el príncipe regente de Inglaterra y el Gran Duque Nicolás de Rusia, el 18 de enero de 1817, fueron las croquetas à la royale.
Probablemente la primera croqueta era de patata, con incorporación o no de huevo. Alejandro Dumas en su crónica del viaje a España como enviado a la boda de la infanta Luisa Fernanda con el duque de Montpensier en 1846, menciona su receta personal de croqueta de patata y no recoge otra española, aunque hace un listado muy amplio de platos habituales en España en ese tiempo. La reiterada cita de esta fórmula y su presencia en las cocinas antiguas de Estados Unidos, muy influidas por usos franceses además de ingleses clásicos, parece atestiguar que la difusión de fórmulas sencillas se hace desde Francia en el primer tercio del siglo XIX, como lo atestiguan la fórmula de la croqueta de patata de las damas presbiterianas de Ohio y la unión de vegetarianos teósofos de Norteamérica. Sin embargo, parece que ya entonces empezaban a prepararse croquetas con proteínas animales. Por ejemplo, un libro de cocina clásico americano recoge ya croquetas de pollo en 1857 y tenemos noticia de una curiosa costumbre de los habitantes del condado de Oseola en Iowa, que sufrían frecuentes plagas de langosta y aprovechaban en 1892 la eliminación de estos insectos para hacer con ellos nutritivas (y llamativas) sopas y croquetas de saltamontes.
.
Resulta interesante el testimonio de Dña. Emilia Pardo Bazán, que recoge fórmulas de croqueta con pollo o vaca y dulces ya en 1913, y asegura que son populares en España con el siguiente argumento: ..."el plato es sin duda transpirenaico; pero está tan extendido en España que Valeralo comió muchos años en una venta de Despeñaperros, y el mismo hecho de que todas las menegildas lo estropeen, indica su popularidad. Hay que añadir que la croqueta, al aclimatarse a España, ha ganado mucho. La francesa es enorme, dura y sin gracia. Aquí, al contrario, la hacen bien, las croquetitas se deshacen en la boca, de tan blandas y suaves”. ( Texto de Francisco Abad Alegria)

Ingredientes:
□    Pollo restante de un día que hagamos Cocido.
□    Una cebolla medianica.
□    2 ó 3 cucharadas de harina (depende de la cantidad de unidades).
□    2 vasos grandes de leche entera.
□    Aceite de oliva ( 5/6 cucharadas )
□    Una pizca de nuez moscada.
□    Sal y pimienta.
□    Aceite para freír.
□    Pan rallado y un huevo.
 
Modo de elaboración:

□    Cortamos a trozos chiquitos la cebolla y la ponemos a pochar a fuego lento en una sartén.

□    Mientras que se pocha la cebolla, desmenuzamos el pollo en tiras y con cuidado de que no caiga ningún hueso a nuestro plato.
□    Cuando este la cebolla dorada, añadimos el pollo y le damos unas vueltas ( todo esto a fuego lento).

□    A continuación echamos en un lado de la sartén la harina y le damos varias vueltas y lo mezclamos bien con el aceite que tiene la sartén ( esto es para que la harina se cueza y no sepa luego a crudo).

□    Después añadimos la leche poco a poco hasta que se forma un mezcla tipo papilla de bebe. ( Si no hacéis muchas unidades no es necesario echar toda la leche, vosotros lo iréis viendo )

□    Le añadimos una pizca de nuez moscada y corregimos de sal y pimienta (probar la mezcla si es necesario).
□    Dejamos enfriar la mezcla en una fuente ( se pueden guardar en el frigo y hacerlas pasadas unas horas o incluso si las haces de noche a la mañana siguiente.


□    Cuando la masa está fría, vamos haciendo las croquetas.
□    Las pasamos por huevo y luego pan rallado.
□    A continuación ponemos aceite en una sartén y cuando este caliente vamos friendo las croquetas y las ponemos en un papel absorbente para quitarles el resto de aceite.






  
Trucos:
□    Podéis hacer una cantidad porque se pueden congelar.
□    Es necesario que la harina se haga un poco en la sartén porque de lo contrario os sabrán a harina.

3 comentarios:

  1. me encantan y siempre intento tener en el congelador.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que buenas las croquetas caseras! nada como ellas.. ademas que podemos hacerla de todo lo que se nos ocurra!

    ResponderEliminar
  3. Hola!me ha encantado tu blog. He descubierto esta página www.cazarecetas.com donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar un dinerillo con ellas. Echale un vistazo a ver si te interesa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar