lunes, 3 de octubre de 2011

Quijadillas rellenas de tomate y atún.

La receta que nos ocupa hoy es muy conocida por todos pero quizás lo que no sabréis es que el término empanadilla ya aparecía en textos ladinos (variedad del castellano que hablaban los judíos hasta 1492 en España y que algunas palabras todavía se conservan en el vocabulario de los judeoespañoles que residen en Oriente actualmente) como quijadilla, que era una masa con carne o pescado la cual se introducía en el horno.
Pero nuestras actuales empanadillas son muy fáciles de realizar y las podéis rellenar con lo que queráis. Las encontramos dulces o saladas, al horno o fritas; las que hoy nos ocupan son saladas y fritas.

Ingredientes:

       Obleas de empanadillas La Cocinera.
       Huevo duro.
       Tomate frito.
       Atún.
       Aceite.


Modo de elaboración:

       Mezclamos en un plato el huevo duro picadito en trozos muy pequeños con el tomate y el atún.

       Rellanamos las obleas con ayuda de una cucharita de café ( no mucho porque no nos interesa que al cerrarlas se nos derrame.

       Se sellan con ayuda de un tenedor por los bordes y las pinchamos con un palillo varias veces.

       Las freímos en aceite caliente y cuando estén doradas las ponemos en un papel absorbente.

Trucos:

       Lo ideal sería freírlas en una freidora porque así es más cómodo la fritura. En caso que no dispongáis en una sartén también se puede hacer aunque en caso de que no tengáis se puede simular una freidora en un cazo con aceite.
       Estas empanadillas también se pueden hacer en el horno, solo tendríais que untarlas con huevo batido y durante 10 minutos en el horno a 190º más o menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada