viernes, 8 de julio de 2011

Salmorejo fusión

Ya esta aquí la tan deseada receta del salmorejo.
Que conste que yo le llamo salmorejo fusión  porque hay gente que me ha dicho que mi variedad se llama porra antequerana pero como no lo sé con exactitud lo he titulado así.
Se me ocurrió este nombre porque yo  he realizado unos cambios a la receta que me dio mi gran amigo Antonio M. y una que no se puede estar quietecita la cambio un poco a su manera hasta que le coges el punto.
Vosotros la podéis realizar  con una batidora o la famosa termomix pero como la “termo” no la tengo( se admiten donativos jajajaja) lo realizo con la batidora de toda la vida.


Ingredientes:
       1 kg. de tomates bien maduros (en nuestra tierra hay maravillas de tomates y sobre todo los de Mazarrón se llevan la palma).
       Medio colin de dos días  o pan de pueblo 250 gr. (el pan debe ser del día anterior y si es más mejor).
       1 vaso de aceite de oliva más o menos.
       1 tira de pimiento rojo
       1 diente ajo
       Vinagre y sal al gusto.
       1 pizca de pimentón dulce.


1.      Lavamos muy bien los tomates y los cortamos en cuatro trozos (yo le quito la parte de arriba). Se añaden así sin pelarlos. Cuando los cortemos, el jugo que sueltan recogerlo en un plato.
2.      Quitar la corteza al pan, dejando la molla solo y se corta a trozos.
3.      Se pone el pan en el plato que lleva el jugo de los tomates y así se va reblandeciendo  y se añade una chispa de agua para que moje el pan con  el vinagre y la sal.
4.      Añadir los tomates cortados a una jarra, el ajo fileteado y el pimiento; los batimos poco a poco hasta conseguir que este licuado.
5.      A continuación echar el pan poco a poco hasta que consigamos el espesor que queramos para el salmorejo. Si esta muy espeso, tranquilos, que baja de espesor con el chino y la batidora.
6.      Añadir el aceite poco a poco mientras que batimos; el aceite se echa como si fuese una mayonesa hasta que consigamos un color salmón más o menos.
7.      Corregimos de sal y vinagre y añadimos la pizca de pimentón; seguimos batiendo.
Yo estoy con la batidora unos 10 minutos (depende de la fuerza de la misma). Ya sabéis la clave es el color salmón que se lo da el aceite de oliva.
8.      Si necesitáis más de un vaso , tranquilos.

9.      El paso final es pasarlo por un chino para quitarle las pepitas y se queda como un puré.










Trucos

       Se sirve muy frío acompañado de  jamón o huevo duro y si se acompaña de un finito mejor que mejor.
       Los elitistas del salmorejo le suelen echar una yema de huevo cruda pero a mi me da repelus ( y con el calor no me fío).
       Lo podéis servir también a modo de chupito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada