lunes, 11 de julio de 2011

San Fermín

A San Fermín pedimos,
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos su bendición.
¡Viva San Fermín!
¡Gora San Fermín!

Hoy hace un año que España entró a formar parte del olimpo del football y con los encierros de Pamplona nuestra piel de toro sale en todos los informativos. Además nuestros representantes este fin de semana lo han bordado en ciclismo, tenis y automovilismo.
Por ese motivo he decidido colgar mi receta de San Fermines  que es muy fácil de hacer y perfecta para no pasar calor en la cocina.



Ingredientes:

       Huevos
       Atún
       Olivas rellenas
       Mayonesa
       Pimiento morrón
       Kétchup
       sal


1.      Cocemos los huevos.
2.      Pelamos los huevos ( para que no se rompan dale pequeños golpes en la encimera y  se rulan a modo de rodillo –truco Arguiñano).Dejamos enfriar.
3.      Cortamos una tiras de pimiento morrón que simularan el pañuelico pamplonés .
4.      Cortamos los huevos  más arriba de la mitad como aparece en la foto para simular la boina.
5.      Sacamos con cuidado la yema y la mezclamos con el atún y la mayonesa. Añadimos sal si le hace falta.
6.      Metemos la mezcla en una bolsa de guardar los bocadillos o  de congelar y hacemos como una manga pastelera casera; cortamos una esquinita y rellenamos los huevos.


7.      Clavamos la oliva y la parte superior de huevo en un palillo, introduciéndolo en el huevo relleno.

8.      Decoramos con las tiras de pimiento y ponemos un puntito de kétchup en la “boina “del huevo.


Trucos

       “Lo primero que hay que hacer para que la cáscara no se rompa durante la cocción es practicar un pequeño agujerito con un alfiler en la base del huevo para liberar el contenido de aire de la pequeña cámara de la base. Este aire es el responsable de la rotura de la cáscara al expandirse con la temperatura.”
       “Para que la yema quede centrada en la clara nos ayudaremos de la fuerza centrífuga. Así es, sólo tendremos que remover el agua con cierta intensidad de vez en cuando durante los 3 o 4 primeros minutos de cocción. Ese es el tiempo que tardará la clara en solidificarse.”
       “Y para que el huevo quede con la yema bien cocida pero jugosa y sin los molestos tonos verdosos, debemos controlar la temperatura y el tiempo de cocción. Los tonos verdosos de la yema no son más que sulfuro de hierro precipitado por una excesiva cocción de las proteínas de la clara.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada